Fuentespina

Usted está aquí

Historia

Historia

IDENTIDAD FíSICA

La provincia de Burgos constituye un complejo mosaico de tierras con una personalidad diferenciada. Dentro de este conjunto, la Ribera del Duero presenta acusados rasgos definitorios que la confieren identidad propia. La comarca se sitúa en el extremo meridional del territorio burgalés y llimita al norte con el partido judicial de Lerma, mientras que al este, sur y oeste confronta con las provincias de Soria, Segovia y Valladolid.

Queda articulada por dos ejes vertebradores que se cruzan transversalmente en Aranda de Duero, centro principal de la zona. Son de naturaleza diferente pero complementaria. Así, de este a oeste, transcurre el río Duero que fue el agente fundamental en la formación de la morfología ribereña.

A la arteria fluvial se une, como consecuencia de la acción humana, el antiguo camino real que enlazaba el reino de Francia con Madrid. Este se convirtió en uno de los factores que impulsaron el desarrollo económico de la región y , de forma paralela, el canalizador de la riqueza generada.

Nuestra villa está situada al sur de la Ribera, muy próxima a Aranda de Duero con loque confina al norte. Se asienta en  en terrenos de la vega del Duero, a 834 m de altitud, protegida por una pequeña colina al levante.

A través de sus tierras discurre el arroyo de La Nava, que procedente de Fuentelcesped, desemboca en el Duero a la altura de Aranda.

Su toponimia deriva de "Fuente de la Espina", es decir, de una fuente junto a la cual hubo en tiempos un espino o zarza.

 

DEVENIR HISTÓRICO

La existencia de Fuentespina, como núcleo consolidado, data del tercer cuarto del siglo XVIII. En estos momentos, Fuentespina era aldea de Aranda de Duero de cuya jurisdicción dependió hasta bien entrado el seiscientos.

Estaba bien comunicada y se convirtió en paso obligado en el camino real que unía Francia con Madrid, así como el tramo de la gran Cañada que desde la Sierra de Burgos-Neila permitía conducir el ganado de forma anual hasta San Jorge de Alar en la Provincia de Badajoz. Todo ello favoreció el crecimiento de la Población y aprovechando esta situación privilegiada dentro del sistema de comunicaciones, nuestra localidad en 1.580 se ve enfrentada al Concejo de Aranda de Duero por diversos motivos, entre los datos más interesantes y que se encuentran en nuestro archivo Municipal, está un enfrentamiento con el Concejo que no quería que las A!deas, incluida Fuentespina asistieran a las Sesiones del mismo.

También solicitaron a Aranda una carnicería pero no accedió a permitirla derivando en un pleito que fue ganado por Fuentespina
(Documento conservado en el Archivo Municipal).

 

 

Durante el tránsito del siglo XVI al XVII, una epidemia de peste, unida a malas cosechas, diezmó la población alarmantemente, pero tales circunstancias no impidieron que Fuentespina realizase importantes obras arquitectónicas, como el Humilladero, o la ampliación de la fabrica parroquial.

En 1636 el concejo pide a Felipe IV que lo exima de la jurisdicción de Aranda de Duero, el Rey acepta la solicitud y le otorga el título de Villa Realenga. Este privilegio conllevaba la entrega a la Real Hacienda, de 10.000 maravedíes por vecino y 400 ducados, no llegando a resolverse todos los aspectos hasta 1642, donde se redacta un nuevo documento que recoge las disposiciones reales, y Fuentespina se devíncula de Aranda generando con ella estrechos lazos de interdependencia que han supervivido hasta la actualidad.

 

 

 

Scroll top